prensa

Entrevista Club del disco

Entrevista Club del disco

http://clubdeldisco.com/contenido/2011-6-13/250_de-una-orilla-a-la-otra

ENTREVISTA A ALAN PLACHTA

DE UNA ORILLA A LA OTRA

Por Germán Andrés y Diego Lenger | Publicado: 2011-06-13 16:30:39

El ideólogo, mentor y productor de Colectivo Argentino Uruguayo conversó con el Club y nos explica los distintos pasos que tuvo la grabación de esta obra. Un proyecto que no termina cuando se pone a girar el disco, sino que sigue con presentaciones en vivo y posibles continuaciones.

¿Cómo hiciste la selección de temas, autores e intérpretes para el disco?

Los dos primeros temas que vinieron a mi cabeza fueron El vals de la duna, de Daniel Viglietti y una canción que se llama No la quiero más, de un gran autor e intérprete uruguayo llamado Alberto Mastra. Esta última no la terminé grabando, quizás porque no encontré algo que aportarle, quizás lo haga en el futuro. El arreglo del vals fue saliendo muy naturalmente; yo tengo un cariño enorme por los cantautores latinoamericanos de ese estilo, como Daniel y también como Víctor JaraSilvio Rodríguez y otros más. Tuve la sensación que desde mi óptica podía aportarle algo fresco a cierta solemnidad que tiene esa música. La idea de que lo cante Samantha Navarro vino después. Escuché un tema de ella y quedé encantado con su forma de interpretar, muy pura y auténtica. El resto de los temas los fui eligiendo luego de un arduo trabajo de investigación. Compré y escuché muchos discos, hasta que iban apareciendo esos temas que al tercer compás ya sabía que los iba a grabar. Ahí entrarían Duérmase la mamá Ficción solar. Ambos comparten el hecho de que son de autores muy reconocidos, y que a su vez esos temas no son de lo más conocido y creo que no hay otras versiones. A medida que empezamos a hacer el disco, fueron apareciendo nuevas ideas que diferían de lo que me había planteado en un inicio (hacer un disco íntegramente de autores uruguayos), y me vino a la cabeza esta idea de los enroques. Entonces se dio un real intercambio entre ambos países. Hugo Fattoruso tocando un tema de Richard NantUrbano Moraes cantando un tema mío yDaniel Maza cantando y tocando un tema de Mati Mormandi. La zamba de Zitarrosa, en la voz de Liliana Herrero, que me parece que es la gran intérprete argentina, fue un acierto. La rareza del disco sería el arreglo sobre un ejercicio de Carlevaro para mano izquierda en la guitarra. Miles de guitarristas habrán practicado eso una y otra vez y fue muy divertido encontrarle un sentido musical nuevo. Pronto haré más de esas cosas. Con respecto a los músicos, lo tenía bastante claro desde un principio. Quería una formación grande, derivada del septeto que venía liderando, pero con la inclusión deDiego SchissiMartín Pantyrer (quien fue además un gran consejero) y Richard Nant, con quienes venía tocando en distintos proyectos y sentía que podían aportarle mucho a la música. En general, con respecto a los intérpretes, quise buscar un balance entre gente con la que ya había tocado y hecho cosas juntos como Mormandi,Juampi Di Leone o Guillermo Klein y gente con la que tenía ganas de compartir algo de música y nunca lo había hecho, como Cecilia Zabala, Maza y Urbano por ejemplo.

¿Cuánto duró todo el proceso de esta obra, desde el concepto inicial?

La idea la tenía hace mucho tiempo, sobre todo de hacer un disco de canciones, con cantantes invitados. Se lo comenté a Daniel Schnock, el productor y manager de este proyecto, a comienzos de 2009. Ahí vino un largo camino de conseguir subsidios, escribir y reescribir la música, convocar a todos los músicos, etc. En noviembre del año pasado hicimos unos ensayos con el octeto base y fuimos a grabar a ION, con los cantantes incluidos. Fue una grabación muy fresca, todo a primer o segunda toma, con cantantes incluidos. Después me tomé el verano para escuchar esos siete temas y analizar que faltaba para cerrar el disco. Ahí pensé en hacer las sesiones más intinmistas, como el dúo con Mati y con Urbano por ejemplo. Cada tema se mezclo apenas grabado. Eso ayudó mucho a tener una idea de cómo venía quedando. El trabajo de Luis Bacqué en ese aspecto fue increíble, tanto en la grabación como en la mezcla. El diseño, la última etapa, estuvo a cargo de Vladimir Merchensky, quien me parece supo reflejar muy bien el espíritu del disco. En el medio de todo este proceso tuvimos dos presentaciones muy lindas. Una en el festivalMúsicas del Sur, y otra en el Samsung Studio, sumado a toques más chicos, pero muy lindos, en Domus Artis. Estuvo muy bien eso, porque mientras grabábamos, en vivo fueron surgiendo nuevas cosas, y gran parte de eso se pudo plasmar en la grabación.

Qué creés que une a la música uruguaya con la argentina? Además del Río de la Plata…

Yo pienso que estamos ligados muy fuertemente, más allá de la música, por cuestiones culturales e históricas. Somos el cono sur, somos sudamericanos, con todo lo que eso significa. Fuimos colonia, padecimos dictaduras, padecimos los noventa y ahí estamos saliendo un poco adelante. También somos el fútbol, las charlas de café, el billar, el asado y tantas otras cosas comunes…

Ya habías producido, arreglado y compuesto para otros discos. ¿Cómo fue la experiencia esta vez?

Yo había tenido la experiencia de arreglar y producir Y de amor no supe nada, el disco de Daniela Horovitz. Fue un trabajo muy lindo y ella me dio mucha libertad para hacerlo. Ahí ya empecé a sentir que quería hacer algo así otra vez. Por la misma época grabamos el disco de Carlos Villalba, arreglado y dirigido por Diego Schissi. Ver trabajar a Diego con los arreglos para ese disco me abrió mucho la cabeza también. Otro disparador fue Domador de huellas, el disco de Guille Klein sobre música del Cuchi. De alguna manera llegué al estudio con una idea muy clara en la cabeza de qué quería aportar al repertorio a abordar. Igualmente, más allá de todo eso, me llevó mucho tiempo pensar y repensar los arreglos. Creo que logramos un buen balance entre el respeto a los originales y el aporte mío y de los músicos.

¿Cómo se sintió grabar con leyendas como Fattoruso o Urbano Moraes, por ejemplo?

Fue maravilloso. Yo escucho su música desde hace mucho tiempo. Me abrieron su corazón y me convidaron de su música. De la misma manera, años atrás no me imaginaba que iba a compartir discos y toques con Richard, con Diego, Maza, Pipi y todos ellos. Yo recién empezaba a estudiar cuando iba a ver a Escalandrum,Argentosel Quinteto Urbano, a Los Guachos, todas formaciones de músicos que participaron en el proyecto. Por suerte pude compartir ya muchas cosas con ellos. Admiro mucho a cada persona que participó en este disco. Todos mis compañeros de ruta, son a su vez, maestros míos. Todos me enseñaron mucho.

¿Dónde y en qué situación recomendás escuchar este disco?

Yo soy anticuado en eso, para mí el disco hay que sacarlo de la cajita, ponerlo en el equipo, unos buenos parlantes y a escuchar. Aunque bienvenido sea quien se lo pase a su mp3 y lo escuche en los auriculares, o como sea. En definitiva, donde cada uno suela escuchar la música que disfruta.

¿Cuándo y cómo lo presentarás en público?

En Buenos Aires haremos la presentación oficial el jueves 4 de agosto en Café Vinilo. Pronto tendremos más novedades de agenda. Iremos actualizando todo en la páginaweb del proyecto.

happy wheels

admin

diciembre 17th, 2014

No Comments

Deja un comentario